lunes, 14 de agosto de 2017

Post promocionales para potenciar la imagen de marca

Queremos hablaros hoy de una forma más de sacar partido de nuestros blogs: hablamos de los post promocionales en blogs. Se trata de publicar en las webs de contenidos artículos pagados por los anunciantes. Es decir, se trata de los publirreportajes de toda la vida, los que aparecían –y siguen apareciendo, la verdad- en prensa tradicional, con el aliciente y atractivo de llegar a un número ilimitado de personas que, para más inri, suelen estar receptivas al tratarse de artículos teóricamente sin intención publicitaria alguna.

Post promocionales en blogs

Estos contenidos de pago que nos permiten ganar un buen dinero extra con nuestros blog deben cumplir una serie de condiciones para que sean atractivos a los lectores y, por tanto, para los anunciantes. Lo primero es que deben ofrecer contenido original, novedoso, que descubra algo al usuario. Además, deben estar bien redactados, con cierta chispa, y presentar el producto-servicio que se anuncia de tal forma que no parezca que está pagando la marca por ello. Se puede conseguir si probamos realmente lo que anunciamos y contamos, aunque sea de forma edulcorada y mirando siempre el lado positivo, lo que se ha experimentado con él. Otro aspecto a tener en cuenta es la imagen, que impacte visualmente, utilizando buenas fotografías y si son hechas por nosotros mejor, ya que se conseguirá transmitir una mayor cercanía respecto al usuario.

Estos post promocionales deben ir en blogs temáticos en los que la marca, así como los productos y servicios de los que se habla en dichos posts, encajen por especialización, al estar más o menos relacionados con la materia sobre la que versa la web donde se publican. Por ejemplo, si estamos tratando sobre una determinada marca de coches que ha sacado un nuevo modelo, bien podría justificarse un artículo en un blog de moda, de turismo (hilando por la idea de "viajes en coche", por ejemplo)… pero difícilmente en sites de gastronomía, por ejemplo, o sobre costura y bordados.

La clave está siempre en que el lector no lo perciba como publicidad. Es por ello que la forma más acertada es intercalar lo que se anuncia entre el texto, no centrando el post en ese producto. Aunque también es cierto que en ocasiones las marcas deciden publicar un artículo patrocinado en un blog que se dedica básicamente a eso, a hacer críticas de artículo o de servicios.

Respecto a quién redacta el post, ya sea el propio bloguer@ o bien lo envíe la empresa, la experiencia dice que no hay nada como un profesional para escribir los artículos. Además, el bloguer ya tiene su propio estilo característico y si no es él el que redacta el artículo, es probable que su lector habitual también reparé en este hecho y se dé cuenta de que le están “intentando vender la moto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario